1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://consejosamor.about.com/od/Ideasparasanvalentin/a/Quien-Fue-San-Valentin.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

¿Quién fue San Valentín?

Por qué el 14 de febrero se celebra el Día de los Enamorados

Por

Historia de San Valentín

Historia de San Valentín

Mustafa Arican / Getty Images

El 14 de febrero se celebra el Día de San Valentín, también conocido como “El Día de los enamorados” o “El Día del amor y la amistad”.

Pero ¿sabemos quién fue San Valentín y por qué la tradición le ha convertido en el protector de los enamorados? Lo cierto es que los relatos acerca de su biografía son algo difusos y contradictorios, como si el santo hubiera lanzado un guiño a sus protegidos contando su historia a medias, dejando caer unas pistas y ocultando otras para que cada cual rescate las partes que prefiera, como si se tratara de una novela romántica. De hecho, la Iglesia Católica pone en duda que San Valentín existiera realmente, y desde 1969 no celebra oficialmente esa festividad.

La historia del patrón de los enamorados

La historia se remonta al siglo III d.C., cuando el cristianismo comenzaba a expandirse de forma imparable por el Imperio Romano. Por aquel entonces era una nueva fe que amenazaba con destruir la estabilidad del Imperio, por lo que surgieron muchos defensores de la nueva doctrina que acabaron convertidos en mártires de la fe. Según la tradición, tres de esos mártires romanos llevaban el nombre de Valentín.

Uno de ellos es San Valentín de Terni. Otro, un Valentín que padeció martirio en África. Y el tercero, que al parecer es el más fiable, fue San Valentín de Roma. Se trataba de un sacerdote que ofrecía acompañamiento espiritual a los cristianos que habían sido prisioneros por causa de sus creencias, y les ayudaba a prepararse para afrontar el martirio y la muerte.

Pero hay otra versión, y es la que cuenta que este Valentín de Roma fue un sacerdote que se opuso a la norma romana que prohibía a los jóvenes soldados contraer matrimonio, ya que consideraban que servirían mejor a su patria si no tenían ataduras familiares. Pero, al parecer, nuestro Valentín se dedicaba a casar en secreto a los soldados y sus novias según el rito católico.

Una última versión cuenta que el sacerdote Valentín fue apresado y se enamoró de la hija de su carcelero, a la que dedicó una apasionada carta de amor que firmó como “de tu Valentín”. Este podría haber sido el origen de la tradición de enviar cartas y postales de amor el 14 de febrero.

El 14 de febrero y el amor romántico

A finales del siglo V, la Iglesia Católica reconoció la labor de San Valentín y le cedió un día en su honor: el 14 de febrero. Esta fecha no es casual, ya que también se dice que esta fue una estrategia más de la Iglesia Católica de cristianizar una fiesta pagana. En este caso, la celebración de las lupercales, que tenía lugar a mediados de febrero. Pero la propia Iglesia Católica dudó siempre de que San Valentín fuera un auténtico mártir.

Se cree que fue durante la Edad Media cuando se asoció el amor romántico a la figura heroica y mitológica de San Valentín, forjándose definitivamente la leyenda del patrón de los enamorados, que ha llegado a nuestros días. En el siglo XIV, un poema del británico Geoffrey Chaucer, titulado El parlamento de las aves, hacía la primera referencia al santo: “Por esto que fue enviado el día de San Valentín; cuando cada ave a su pareja ha de elegir".

La iglesia Católica eliminó la festividad de San Valentín de su calendario eclesiástico en 1969, en un intento de borrar del santoral a aquellos santos de origen difuso o legendario.

San Valentín y el Día de los Enamorados

Fue en el siglo XIX cuando, en los países anglosajones, comenzó la tradición de intercambiarse postales con mensajes amorosos en el Día de los Enamorados. Poco después, y a medida que el capitalismo avanzaba en la sociedad occidental, se sumaron otros regalos como rosas, bombones y joyas.

Hoy en día, el nombre de San Valentín ya no evoca a ningún mártir de la Iglesia Católica, sino que es sinónimo de celebración comercial, corazones, rosas rojas, fechas de Cupido y regalos.

Como curiosidad, no muchas personas saben que los huesos del santo descansan en la iglesia madrileña de San Antón. O eso dice la leyenda…

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.